Aguila VS Drone

Otro plan maestro que acaba cayendo por su propio peso.

Las águilas son un símbolo de poder. Rapaces enormes capaces de cazar animales grandes. Su fuerza las hace temibles gracias a su ventajosa posición aérea. Su porte altanero las ha hecho dignas de poblar heráldicas y ser sinónimo de grandeza, de Imperio. Un acervo que la cetrería convierte en el arte de dominarlas. La policía holandesa quiso aprovechar este nido de virtudes a su favor para acabar con una futura plaga: los drones. Una idea genial que, como es habitual, ha acabado estrellándose contra la realidad.

Ya desde el principio se advirtió sobre la dificultad que esta solución conllevaba. Gizmondo recoge las declaraciones del cetrero Robert Muster, que asegura que “si un águila no alcanza a su presa, puede quedar tan frustrada que elija atacar a otra cosa”. Las consecuencias de esto para el nuevo objetivo serían bastante negativas: “las espuelas de las águilas son tan fuertes que pueden penetrar fácilmente el cráneo de un niño”.

Sin embargo, la problemática para las autoridades holandesas va más allá de la seguridad. El principal escollo es la nula eficiencia del proyecto. La cuatro águilas marinas requieren de un costoso entrenamiento que no sale rentable. El número de actuaciones que llevan a cabo es demasiado bajo.

Por todo esto, cuando se ha hecho el balance de pros y contras, el resultado de esta particular batalla entre drones y águilas ha sido obvio. La espectacularidad de los derribos no compensa lo caro que resulta un entrenamiento que no garantiza que los animales actúen como deben a la hora de la verdad. Al fin y al cabo, los instintos de esta especie siguen muy aguzados y su lado salvaje siempre puede salir a paseo.

Los drones holandeses han ganado esta pugna, pero la guerra contra las autoridades continuará. ¿Cuál será la próxima tentativa contra ellos?

 

Fuente:nonstoppeople.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.