La vista es el órgano sensorial más importante en las aves rapaces.

barred-owl-ear

ojo de halcón

ojo de halcón

Es fundamental para cazar y alimentarse.

Cuando el ave tiene un déficit de visión a menudo observaremos que le cuesta alimentarse, a noser que se le ofrezca con la mano

 

También observaremos que son reacios a volar o que sufren constantemente traumatismos contra paredes o otros elementos de la muda/Aviario.

En ocasiones, sufren alteraciones en la posición de la cabeza como inclinaciones o ladeamiento de la cabeza. Esto es especialmente evidente en rapaces nocturnas.

La exploración oftalmológica es fundamental para establecer un diagnóstico certero. Para ello el ave debe ser inmovilizada y observada de cerca.

exploración del ave rapaza

exploración del ave rapaz

 

 

Hay especies que toleran mejor la manipulación que otras. Los buteos y las rapaces nocturnas suelen ser más tranquilas, mientras que los gavilanes y los halcones pueden llegar a ser muy nerviosos y estresarse mucho. En algunos casos es necesario sedar el paciente para evitar complicaciones.

 

 

Cuando hacemos un examen oftalmológico no solo nos centraremos en los ojos, sino también en otras estructuras de la cabeza.

Es importante explorar los oídos, especialmente en los buhos ya que las otitis y los golpes pueden manifestarse en la visión de las aves por proximidad de ambos órganos.

La presencia de hematomas en el canal auditivo puede significar un traumatismo en la cabeza. La presencia de liquido puede ser indicativo de otitis.

 

barred-owl-ear

Posteriormente haremos una evaluación general de los ojos, ayudándonos de una fuente de luz

adecuada: simetria de los globos oculares, respuesta pupilar a la luz, forma y tamaño de las pupilas.

El reflejo pupilar debe ser rápido, ya que de lo contrario puede indicar traumatismo craneoencefálico. Es raro apreciar correctamente el reflejo pupilar consensual (contracción de la pupila del ojo contrario), ya que en rapaces es difícil de evaluar.

La córnea debe observarse húmeda y transparente. El iris debe tener una coloración uniforme, sin manchas ni abultamientos. Utilizaremos una fuente de luz (oftalmoscopio) para observar la córnea y buscar posibles alteraciones o opacidades. Cualquier dispersión de la luz puede indicar patologías o defectos.

Para evaluar la cámara posterior del ojo utilizaremos un oftalmoscopio indirecto con una fuente de luz focal o en su defecto, un oftalmoscopio directo.

Las pupilas de las rapaces no se dilatan con fármacos, pero solo con disminuir la luz de la habitación es suficiente. En caso de no poder realizarse la exploración con el ave despierta, se sedará con isofluorano.

En la cámara posterior podemos observar a vasculatura coroidal en algunas especies (buhos), donde hay escasez de pigmento en el epitelio de la retina. Sin embargo en las rapaces diurnas, son dificiles de apreciar debido a que hay pigmento. El fondo de ojo suele ser marrón o rojizo.

Fuente: infoexoticos.com

 

One Reply to “Examen oftalmológico en aves rapaces (parte 1)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *