El mochuelo,

El mochuelo es un pequeña y simpática ave rapaz que habita en nuestros campos y que está en declive. Vamos a conocer algunos datos curiosos sobre un ave que desde luego no podremos decir que pase inadvertida. Todo el reino animal merece nuestro respeto y el esfuerzo por intentar mantener al mayor número de especies posibles, todo con el fin de que puedan convivir con nosotros en las próximas generaciones. Así que comenzamos con los datos curiosos de este animal.

Noche y día

Aunque es un ave rapaz nocturna, durante el día muestra gran dinamismo, por lo que podemos observarlos en lo alto de postes de la luz al borde de caminos y carreteras.

Vivir en un agujero

Igual que muchas otras rapaces no hacen sus nidos en el exterior, sobre rocas o ramas, ellos también usan agujeros ya existentes, como por ejemplo los que hay en un árbol, la arena o las madrigueras de los conejos.

Siempre en pareja

El mochuelo, como otras aves, acostumbran a formar parejas estables durante toda su vida, teniendo mucho apego por los nidos. las parejas se mantienen hasta que uno de los dos miembros muere. Suelen poner de dos a cinco huevos al año, por un periodo de unos veinticinco a treinta días entre los meses de mayor y junio.

Visión estereoscópica

Los mochuelos tienen los ojos mirando hacia el frente, lo que les da una visión estereoscópica, por lo que pueden ver cualquier objeto con los dos ojos a la vez y gracias a la comparación de los ángulos de estos dos puntos de vista diferentes es capaz de juzgar a la distancia a la que está un objeto. Todo esto es imprescindible a la hora de capturar presas.

Cuando se quiere tener una mejor idea de la distancia a la que están ésta, los mochuelos lo que hacen es mirar un objeto interesante o una presa desde la mayor cantidad de ángulos que sea posible, por lo que todo esto es lo que explica los curiosos movimientos de cabeza que tiene esta especie.

Dieta variada

La dieta de este animal depende de la cantidad local que haya de presas. Por ejemplo, en las regiones del sur españolas se alimenta por lo general de invertebrados como grillos, saltamontes, escarabajos, lombrices o polillas. En el norte aumenta el porcentaje de vertebrados que componen su dieta. En ocasiones come alimentos de origen vegetal, caso de las bayas.

 

Fuente: okdiario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.