El mayor impacto se da en poblaciones de Marruecos, y  de la Península ibérica, donde algunas especies, como la amenazada águila imperial ibérica, se encuentran en peligro

Aves rapaces electrocutadas al Norte de África. Foto cedida por C. Machado y A. Godino

Aves rapaces electrocutadas al Norte de África. Foto cedida por C. Machado y A. Godino

Los tendidos eléctricos amenazan la conservación de las aves rapaces en el sudoeste marroquí, en donde se han localizado 70 aves electrocutadas de siete especies distintas, uno de los mayores índices de mortalidad por apoyos registrado hasta la actualidad en el Mediterráneo, según un informe dado a conocer en el marco del Congreso Mundial de la Naturaleza de UICN que se celebra esta semana en Hawaii.

Los resultados publicados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) confirman la gravedad de la amenaza que representan los tendidos eléctricos para estas especies, que fueron localizadas durante una expedición en enero de 2016, en la región de Guelmim-Oued Noun, al sudoeste de Marruecos.

Dentro del grupo de aves se hallaron 66 rapaces, incluidas 4 águilas imperiales ibéricas (Aquila adalberti), 5 águilas reales (Aquila chrysaetos), 40 águilas-azor perdiceras (Aquila fasciata), 12 busardos moros (Buteo rufinus), 4 halcones borníes (Falco biarmicus) y 1 búho desértico (Bubo ascalaphus), además de 4 cigüeñas blancas (Ciconia ciconia).

Recomiendan el aislamiento de los tendidos eléctricos

Ante esta situación, Violeta Barrios, miembro del Centro de Cooperación del Mediterráneo de UICN recomienda “el aislamiento urgente de los tendidos identificados dado que los valores registrados, comparados con otros trabajos similares, muestran lo que podría ser uno de los mayores índices de mortalidad de aves rapaces por apoyos registrado hasta la actualidad en el Mediterráneo”.

Los tendidos eléctricos son un peligro para las aves que se apoyan sobre estos al sur de Marruecos. Foto cedida por C. Machado y A. Godino.

Los tendidos eléctricos son un peligro para las aves que se apoyan sobre estos al sur de Marruecos. Foto cedida por C. Machado y A. Godino.

Los datos aportados por la UICN muestran que ya en octubre de 2015 esta área había sido escenario de la electrocución de tres águilas imperiales ibéricas, una de las cuales portaba un emisor satelital de la Estación Biológica de Doñana, como parte de un programa de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía (CMAYOT).

Alfonso Godino, líder del estudio y miembro del Grupo de especialistas de buitres de la UICN, asegura que la mortalidad por electrocución “puede estar afectando la dinámica poblacional y la conservación de rapaces no solo marroquíes, sino también europeas de águila imperial ibérica y águila-azor perdicera”.

El valle del Oued Boussafane, zona de paso de aves rapaces

Al parecer, la alta incidencia de la electrocución en la región, que rodea el valle del Oued Boussafane, está condicionada porque constituye un área de dispersión y asentamiento temporal de poblaciones no adultas de grandes y pequeñas rapaces, informan los expertos de la UICN.

Así mismo, han subrayado que esta zona se caracteriza por una alta abundancia de presas, falta de posaderos naturales y alta densidad de apoyos de tendidos eléctricos.

El Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN ha concluido que con este primer hallazgo de un punto negro para la mortalidad de rapaces por electrocución en el Norte de África, se espera que se adopten medidas correctoras en las líneas más peligrosas para la conservación de rapaces migratorias amenazadas.

La investigación es el resultado del trabajo conjunto entre la UICN, representantes de la Junta de Andalucía, la ONG española Acción por el Mundo Salvaje (AMUS) y miembros de la ONG GREPOM/BirdLife en Marruecos, así como de técnicos del Alto Comisariado de Aguas y Bosques de Marruecos.

Fuente: efeverde.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.